¿Cómo cambiar el mandril de un taladro?

A la hora de trabajar con el taladro, es importante chequear el estado del mandril. Si estás buscando cómo cambiar esta pieza de tu herramienta y no sabés cómo hacerlo, seguí leyendo.

¿Estás armando una biblioteca o un escritorio para los chicos, o haciendo refacciones en tu hogar? Sea como sea, el taladro es una herramienta súper necesaria y debemos mantenerla en óptimas condiciones. Si ves que no gira con tanta potencia o hace un ruido extraño, seguramente debas cambiar el mandril. En esta nota de Familia Bercomat te explicamos qué es y cómo cambiar el mandril del taladro

¿Qué es un mandril? El mandril suele ser de forma cilíndrica y sirve para para sostener otro elemento. Es la pieza que conecta la mecha con el cuerpo del taladro y, bien colocada y ajustada, permite que éste funcione correctamente. Los taladros profesionales y los domésticos cuentan con mandriles.

El mandril adecuado para tu trabajo depende del tipo de taladro y de la superficie a perforar: madera, metales, concreto, etc. No existe un mandril universal. Podríamos definir rápidamente dos grandes grupos: los mandriles de fijación manual y los que van con llave.

El primero es el más común y el preferido para uso doméstico. Puede enroscar y desenroscarse sin herramienta o llave específica. 

El segundo, de fijación con llave, es el más profesional y suele incluir una pequeña llave con forma de cruz, que permite un mejor ajuste y agarre.

Consejos para cambiar el mandril de un taladro

Los taladros más modernos o eléctricos suelen traer consigo un botón del lado izquierdo que, al presionarlo, ‘expulsa’ el mandril.

¿Tu taladro incluye llave para el mandril? Si la herramienta tiene un agujerito pequeño en el mandril es para que allí coloques la llave en cruz que mencionamos anteriormente. Cuando la insertes, girala en sentido anti-horario entre cinco y seis veces. Esto hará que se afloje y puedas retirar el mandril.

Pasos para cambiar el mandril de un taladro

  1. Desenchufá el taladro si aun no lo hiciste por precaución y, sosteniendo el mandril, giralo hacia la izquierda. 
  2. Seguí girando hasta que la pequeña broca del taladro caiga. Te recomendamos realizar este paso sobre una mesada o escritorio para que no caiga al piso. 
  3. Luego, guardala junto al resto de tus herramientas. 

¿Se atascó el mandril y no podes cambiarlo? No hay problema, con un destornillador en forma de cruz (phillips) probá girar en sentido contrario al reloj hasta aflojar el tornillo que está dentro del mandril. Con este movimiento debería aflojar y volver a girar. Cuando lo haga, colocá nuevamente el tornillo.. 

Si aún no se mueve, probá girar con una llave francesa presionando el mandril. Esta debería ser tu última opción, dado que podría dañar el taladro si ejercés demasiada presión. 

¿Cualquier llave sirve?

Lamentamos decirte que no, cada marca de taladro cuenta con un tipo de llave, y algunos modelos tienen una en particular. Por eso, te recomendamos cuidar todos los elementos que incluye la herramienta, porque no sabemos cuándo pueden sernos de utilidad. 

Y si creés que tu taladro ya no tiene solución y querés cambiarlo por uno nuevo, cómodo y a buen precio, en Familia Bercomat tenemos todo para vos. ¡Compará modelos, comprá el que más te guste en nuestra web y recibilo adonde quieras!

También te puede interesar Cómo hacer una alacena

¡Seguinos en InstagramFacebookYouTubeSpotifyTwitter Pinterest! Inspirate y enterate antes que nadie de las mejores promos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *