San Valentín: 7 regalos que querrás tirar por el inodoro

Encontrar un buen regalo para tu pareja es lo ideal. Pero también es muy importante saber qué NO regalar. En esta nota te compartimos los 7 peores regalos que podés hacer este San Valentín. 

Cada año pasa lo mismo: se acerca el día de los enamorados, todo el mundo maquina y sufre durante semanas por no saber qué regalar. Y no es que terminan haciendo grandes regalos. ¡Para nada! Los que no caen en los clichés, como bombones, flores, cenas y peluches, se la juegan por algo más original y en el 99% de los casos hacen regalos que mejor dejar en el olvido. ¿Vos en qué team estás? ¿Conservador y aburrido u original y jugado? En esta nota, desde Familia Bercomat te compartimos 7 regalos que querrás tirar por el inodoro, ya sea San Valentín, Navidad, tu cumpleaños, ¡o cualquier fecha!

Los peores regalos de San Valentín

SPOILER ALERT: si tu pareja te hace un regalo truchísimo y sin ganas, y literalmente querés tirarlo por el Trono, ¡no lo hagas! Además de tener un regalo ma-lí-si-mo, vas a tapar el inodoro, vas a tener que llamar al plomero, él va a ver que hiciste algo muy tonto y nada va a mejorar. Así que respirá hondo, leé esta nota y recordá en los peores momentos que siempre hubo alguien que recibió algo peor que vos.

¿Mensajes en la comida para San Valentín?

Un “te amo” escrito con mermelada arriba de una tostada no es un mensaje de amor ni un regalo digno; es un insulto a la inteligencia de tu pareja. Vos pensarás: “¿cómo zafé con esto?”, pero tu pareja por dentro está pensando: “Qué chanta. Se levantó, abrió Instagram, se desayunó que me tenía que regalar algo, y pensó que me iba a arreglar con un cacho de pan, queso crema y dulce”. ¡No va!

No van las tostadas con mensajes de amor

Igual que los chocolates que vienen con un “te quiero mucho” o “te amo” escrito en el envoltorio. Parecen salvavidas, ¿no? Pero no te dejes engañar: son un chaleco de plomo. Es el #1 de los regalos chantas, ¡y lo último que le darás a tu pareja antes de que te eche de la casa (con justa razón)!

Si querés ir por el lado culinario-vago, mínimamente hacé una torta, ponele media onda, y demostrale a tu pareja que al menos tuviste la intención de hacer algo como la gente.

Snobismo: “no creo en San Valentín

Lo tuyo se describe con solo dos sílabas: RA-TA. ¿Tanto te cuesta hacer un regalito? Una vez al año, para hacer algo distinto que mirar series y pedir empanadas los domingos. Una sorpresa, una atención, un gesto de amor. ¡Y no! Estás muy por encima de regalarle algo a tu pareja porque el capitalismo, la mercantilización del amor, bla bla bla. ¡Aburrís! Copate, armá una salida divertida. Dejemos el nihilismo para los otros 364 días del año. 

El Snobismo y San Valentín, asuntos separados

Se entiende si pensás que es una fecha re yanqui y estás en contra; ok. Pero entonces, el 25 de mayo ponete la 10: empanadas, locro, salida a la tarde por la Manzana de las Luces, y a la noche un documental de canal Encuentro, como mínimo. 

Regalar algo que querías vos

¿Compraste entradas para ir a ver la banda de metal que te gusta A VOS? ¡Abortá la misión ahora mismo! ¡No lo hagas! ¡Salvá tu pareja! ¡Todavía estás a tiempo! Esto es motivo de separación. 

Si regalás algo que te gusta a vos, perdés

Indumentaria con fotos de la pareja en San Valentín

¡Wow! ¡Se me ocurrió una idea genial! Una remera con una foto nuestra… regalos románticos, si los hay.

La pregunta es: ¿qué te avergüenza más? ¿Estar con una persona que cree que esto es una buena idea? ¿Pensar en tu pareja dando vueltas entre cuello redondo o en V para hacer la sublimación? ¿O en la cara de la persona que la tuvo que hacer?

Un sobre con plata

Síntoma de que tu pareja pasó al estadío “a prueba de balas”. Hay dos maneras de verlo, una optimista y otra pesimista. Este es un regalo de alguien que entendió todo y no entendió nada a la vez.

Quien recibe el sobre piensa: “nada es mejor que esto”, pero con un trasfondo amargo, en el que todo tipo de magia y esperanza queda perdido para siempre.

Regalo repetido

Peor que regalar un osito y ver en la cara de tu pareja una expresión de decepción y desamparo ¡es hacerlo más de una vez! Un osito de peluche está muy bien si estás en preescolar y querés enamorar a tu compañerita de sala verde. Después, ya fue.

No repitas regalos dos San Valentín seguidos

¿Bombones dos años seguidos? No. ¿Sushi dos años seguidos? Tampoco. Dale; si te da fiaca pensar en algo un poquito mejor, andá alternando: todos tus regalos serán un embole pero al menos no van a generar una depre profunda.

Algo para adelgazar

¿Pensabas que no había nada peor que regalar chocolates, en febrero, en el hemisferio sur, con 200 grados a la sombra? Bueno, error. Peor que regalar algo que te hará engordar y transpirar sentado, es regalar algo para adelgazar. ¡No es por ahí, amigos!

Tu cara en el último San Valentín

¿Vos ya elegiste el regalo para tu pareja este 14 de febrero? ¡Contanos en los comentarios! Y si leíste esta nota tarde y tapaste el inodoro con un osito de peluche tristón, recordá que en Familia Bercomat podés comprar tus sanitarios nuevos y dejar tu baño súper canchero. 

También te puede interesar cómo destapar el Trono en menos de 5 minutos.

¡Seguinos en InstagramFacebookYouTubeSpotifyTwitter Pinterest! Inspirate y enterate antes que nadie de las mejores promos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *