Cómo elegir una puerta de entrada

A la hora de construir o remodelar nuestra casa, la puerta de entrada es un elemento central. Es la barrera entre el interior y el exterior; nos brinda intimidad, nos da la bienvenida al llegar a nuestro hogar y es súper determinante en el aspecto de nuestra fachada. Debemos encontrar el balance perfecto entre comodidad, estética y seguridad. Y sin embargo, muchas veces no sabemos cómo elegir una puerta de entrada.

En Familia Bercomat sabemos que tu puerta de entrada es mucho más que un objeto: es la carta de presentación de tu hogar y tiene que estar en perfecta armonía con el estilo y la personalidad de la vida que querés construir. Por eso te acercamos 5 tips para que tengas en cuenta antes de elegir tu puerta de entrada.

Material. ¿Cómo elegir una puerta de entrada?

Antes de elegir esta abertura, debemos tener muy presentes dos cuestiones esenciales: los factores climáticos de nuestra región y la seguridad de nuestro hogar.

Una puerta de entrada no solo debe evitar que personas que no deseamos ingresen en nuestra vivienda, sino que además debemos asegurarnos de que sea lo suficientemente consistente como para resistir el sol, la lluvia, las altas temperaturas, el viento y hasta el granizo. ¡Te contamos cuáles son los pros y los contras de cada material!

Acero

El acero es una excelente opción si buscás una puerta resistente, ¡y súper segura! Este material es muy conveniente para todos los climas, y si se le realiza un tratamiento anticorrosivo, podrás utilizarla por mucho tiempo. También tenés un plus si tu puerta es inyectada en poliuretano, ya que aporta aislamiento térmico.

Las aberturas de este material ofrecen una gran variedad de terminaciones y son muy fáciles de instalar

Aluminio

Las puertas de aluminio son súper livianas y resistentes, la principal ventaja es que no necesitan mantenimiento.

Madera

Cuando hablamos de madera, hablamos en plural, ya que existen muchas calidades, tratamientos y consistencias de puertas de este material. Es una excelente opción si buscamos sumar calidez a nuestros ambientes. Se puede combinar este material con otros, como el acero, para sumar robustez a nuestra puerta de entrada.

Vidrio para una puerta de entrada

El agregado de vidrio en las puertas de entrada brinda mayor luminosidad, sensación de amplitud, y puede aportar ventilación a nuestra fachada. Es muy conveniente si queremos darle a nuestros espacios un contacto más fluido entre el interior y el exterior, gracias a su transparencia y ligereza.

Los vidrios quedan muy bonitos si no sabés cómo elegir una puerta.

Las combinaciones de materiales son ideales para darle un toque moderno a la fachada de tu casa. La madera y el vidrio son dos buenos compañeros. ¡Mirá todas las opciones!

Seguridad

La seguridad es un factor esencial a la hora de elegir una puerta. Si bien la estética es muy importante y debe tenerse en cuenta, es clave contemplar las necesidades de seguridad de tu hogar para lograr el balance perfecto.

Tené en cuenta la seguridad si no sabés cómo elegir una puerta.

Te sugerimos que consultes con los comerciales. Ellos podrán brindarte las mejores opciones para que tengas una puerta segura.

Ancho de la puerta

Cuando quieras renovar tu fachada y elijas tu nueva puerta, además de tener una idea formada del estilo que querés, ¡es muy importante que cuentes con las medidas exactas del vano! Tomá las medidas de la puerta que ya tenés colocada, a lo largo y a lo ancho, incluyendo el marco.

Asesorate si no sabés cómo elegir una puerta de entrada.

Color

El color de nuestra puerta de entrada, su textura y tonalidad, son fundamentales para nuestra elección. En todos los materiales que elijamos, tenemos la posibilidad de optar por colores y tonalidades más claras o más oscuras, dependiendo del estilo que queramos darle a nuestro hogar.

Las puertas en colores oscuros generan un aspecto más duro y robusto; son muy utilizadas en fachadas amplias y en espacios que quieren proyectar una imagen de seriedad y firmeza.

Podés optar por colores oscuros. Le van a sumar elegancia a tu fachada.

Las puertas en colores claros transmiten amplitud y se ven más livianas. Sin importar el material que elijamos, podemos optar por tonos más claros para sumar luminosidad y generar ilusión de ligereza en nuestra fachada.

Los colores claros son una buena opción para una puerta de entrada.

¡Y tené en cuenta las combinaciones de texturas! Unas puertas de madera con detalles de acero son una excelente alternativa para darle a nuestro hogar un aire moderno y sofisticado.


También te puede interesar cómo elegir una ventana.

También te puede interesar:

1 thought on “Cómo elegir una puerta de entrada

  1. Aún no vamos a cambiar puertas pero ha sido de verdad muy importante este asesoramiento para el futuro. Han efectuado muyuna buena presentación docente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *