¿Cómo pegar ladrillos refractarios ?

Son súper resistentes, soportan altas temperaturas y le suman calidez a cualquier ambiente. ¡Leé esta nota de Familia Bercomat y conocé todo lo que tenés que saber para pegar los ladrillos refractarios como un especialista!

Los ladrillos refractarios hacen que tu casa luzca  más cálida

Es un material súper resistente y lindo. Además de soportar altas temperaturas, le suma calidez a ambientes clave de nuestros hogares, como livings, salas de estar, comedores o patios. Los ladrillos refractarios se usan frecuentemente para revestir espacios y artefactos que compartimos con amigos y familia. Armamos parrillas, chimeneas, los usamos en nuestras fachadas… ¡hacemos de todo con ellos!  Y sin embargo a veces cometemos errores porque no sabemos cómo pegar ladrillos refractarios.

Aprendé cómo pegar ladrillos refractarios en tu chimenea.

Si estás pensando en construir pero tenés dudas, ¡leé esta nota y aprendé a instalarlos como un profesional!

¿Qué son los ladrillos refractarios?

Lo primero que tenés que saber es que si buscás un  material que soporte altas temperaturas y tenga una baja conductividad térmica, ¡los ladrillos refractarios son lo que estás buscando! Suelen utilizarse en los revestimientos de hornos, parrillas y chimeneas ya que no se arruinan y conservan el calor por más tiempo. ¡Esto es ideal para ahorrar energía!

Geniales para ahorrar energía

Materiales para pegar los ladrillos refractarios

Antes de ponerte manos a la obra, asegurate de tener todos los materiales que vas a necesitar a lo largo de la colocación.

  • Ladrillos refractarios
Los ladrillos refractarios son resistentes
  • Balde
  • Mortero
  • Pegamento para ladrillos refractarios
  • Agua
  • Cuchara de albañil
  • Llana cuadrada de 12×12 mm

Tené en cuenta que por cada bolsa de 10 kg de pegamento vas a necesitar 3,2 litros de agua. ¡Además, que cada bolsa de mezcla tiene un rendimiento de 1,1 metros cuadrados de cobertura!

Paso a paso

Lo primero que tenés que chequear es que la superficie sobre la que vas a trabajar esté firme, limpia y libre de polvo y grasas.

Tomá el balde y colocá primero el agua y después el pegamento. Mezclá hasta lograr una pasta homogénea, manipulable y libre de grumos o imperfecciones.

Tené a mano un balde para pegar ladrillos refractarios

Extendé el mortero sobre la superficie con la cuchara de albañil y luego pasá la llana cuadrada. Para garantizar una buena fijación, hay que utilizar la técnica del doble untado: colocá una capa de pegamento de al menos 3 mm en la superficie sobre la que vas a trabajar y además en la parte interna del ladrillo.

Para el tomado de las juntas de las piezas, utilizá la misma mezcla. Untá el adhesivo en las aristas del ladrillo antes de colocarlo… ¡de esta forma vas a tener un acabado súper resistente  y prolijo!

Colocá las piezas siguiendo el diseño que más te guste, haciendo mucha presión sobre la superficie. Podés ayudarte con una maza de goma para que quede bien adherido.

¡Y listo! Ahora solo tenés que dejar que seque bien el pegamento. Esperá al menos 24 horas para mojar la superficie y dejá pasar algunos días antes de encender el primer fuego. ¡Vas a conseguir que te dure por más tiempo!

¡Tené esto en cuenta!

Ya sabés qué tenés que hacer para colocarlos y dejar tu casa perfecta… ¡ahora te contamos lo que tenés que evitar!

  • Nunca uses pastina común para el tomado de juntas
  • Los ladrillos refractarios no pueden colocarse en paredes de yeso, enduídos de yeso, maderas o aglomerados.
  • No hagas la colocación con temperaturas inferiores a los 4°C.

¡No lo dudes! Animate a usar este material y sumale a tu hogar un espacio que se va a llenar de momentos y recuerdos inolvidables, junto a las personas que más queres. 

También te puede interesar cómo hacer cemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *