Cómo construir un horno de barro

Son excelentes para cocinar cosas ricas. En esta nota te contamos todo lo que tenés que saber para construir un horno de barro

Aprendé cómo construir un horno de barro en tu casa como un profesional

¡Soñamos con tener uno en casa! Con ellos podemos preparar comidas exquisitas y son una gran excusa para juntarse con amigos y familia en todas las épocas del año. ¿Querés saber cómo construir un horno de barro? ¡Desde Familia Bercomat te contamos todo lo que tenés que saber!

Además de lograr un sabor único, con ellos vas a ahorrar un montón de energía. Son muy recomendables para las cocciones que necesitan de muchas horas al no tener que usar gas, carbón o electricidad constantemente.

Elegí el lugar para construir  un horno de barro

No necesitás tener un patio enorme. Pueden ponerse perfectamente en terrazas y balcones amplios. ¡Eso sí! Recomendamos que sea en exteriores.

Antes de poner manos a la obra, pensá si querés construir un espacio para almacenar leña. Es clave a la hora de calcular la cantidad de metros cuadrados que vas a necesitar.

Materiales para un horno de barro

Vas a construir un artefacto que alcanzará altas temperaturas y querés que se mantenga caliente por mucho tiempo. Por ello, ¡es clave que los materiales sean súper resistentes! Para un horno de 1,20 m de altura necesitás:

Son ladrillos refractarios son induspensables

Paso a paso

Las comidas quedan geniales en los hornos de barro

La base

Para garantizar un buen trabajo, es fundamental que la base sobre la que vamos a trabajar sea plana, lisa y firme. Puede ser de ladrillo u hormigón. Incluso podés optar por una base de hierro, que la hará más liviana y fácil de trasladar. Para un horno de 1,20 m, necesitamos aproximadamente una base de 1,50 m de ancho por 1,70 de fondo. 

Dibujar la circunferencia

Lo primero que tenés que hacer es dibujar con lápiz o tiza la circunferencia de tu horno de barro. Para ello, tomá un hilo o alambre del alto que elijas (con un mínimo de 1,20 m) y colocá una de sus puntas en el centro de la superficie. Tensá el hilo y dibujá la circunferencia con su otra punta.

Empezá por la puerta

Conviene comenzar la construcción por allí. Colocá la puerta, de manera que quede dentro del círculo, cerca del borde de lo que será el frente del horno. Pegá los ladrillos que contienen a la puerta de hierro con la mezcla de tierra refractaria, un poquito de cemento y agua. Calzá los ladrillos refractarios enteros alrededor de la puerta hasta terminar la estructura por completo.

Horno

Para construir el horno tenés que usar medio-ladrillos. (Podés cortarlos fácilmente, tomándolos desde abajo con la mano ahuecada y dándoles un golpe seco con un martillo). Colocalos siguiendo el dibujo que trazaste anteriormente con el lápiz. Una vez que hagas la primera vuelta de ladrillos, rellená la base con los vidrios molidos y sal gruesa, para generar mayor aislación en la parte inferior de tu horno. Colocá sobre los vidrios y la sal ladrillos refractarios sueltos pero nivelados y cubrilos con el adhesivo para sellar.

Seguí colocando las mitades de ladrillo en todo el borde para construir el horno, de manera que los ladrillos tiendan a armar una estructura curva. Podés ayudarte con pedacitos rotos entre los ladrillos para generar la cúpula característica de los hornos de barro. 

Cuando hayas hecho 3/4 partes de tu horno, colocá la chimenea. Apoyala siguiendo la curvatura del ladrillo con abundante adhesivo, prensándola con dos mitades de ladrillo.

Colocá la chimenea y seguí la construcción hasta cerrarlo por completo.

Revestimiento

Este es un paso clave, ya que le proporciona a tu horno de barro mayor aislación con el exterior. Para este paso debés hacer una preparación con estos elementos:

  • Tierra negra
  • Tierra roja
  • Bosta de caballo
  • Alfalfa
  • Viruta de madera
  • 1/2 kg de sal gruesa
  • 1/2 kg de arena

Colocá la mezcla sobre el horno de barro para darle el toque final. Durante la aplicación, recomendamos colocar abundante paja o alfalfa extra. Esto evitará que, al secarse el barro, se produzcan grietas demasiado grandes.

¡Y listo! Ahora sólo tenés que esperar 4 o 5 días antes de compartir tu primera comida con las personas que más querés.

Preparate para comer cosas deliciosas

 Conseguí los materiales para construir tu horno de barro en los corralones de Familia Bercomat

También te puede interesar cómo pegar ladrillos refractarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *