Tipos de revoque: Cuál usar y por qué

El revoque es la última mano que le damos a una pared interna o externa, para que quede prolija y armoniosa a la vista. En esta nota te mostramos distintas opciones y consejos para aplicarlo.

¿Qué es el revoque? ¿Cualquiera puede hacerlo? ¿Qué se necesita? ¡Tranqui! Todas esas respuestas para saber los tipos de revoque y cuál usar y por qué, están en esta nota de Familia Bercomat 

Revoque de pared

Tipos de revoque

El revoque es un tipo de revestimiento, para interior y exterior, que se aplica como terminación de las paredes. El cemento proporciona la dureza y la cal, flexibilidad.

Existen dos tipos de revoque a la hora de construir: fino y grueso. 

El grueso protege a los materiales utilizados en la construcción de la pared -los ladrillos-. Y es un paso más hacia su terminación. 

Lo siguiente será hacer el revoque fino antes de pintar, en el cual emparejamos el trabajo realizado. Como la capa de revoque fino es, justamente, muy finita, debemos ya en el revoque grueso quitar todo el excedente de material, polvo y demás para obtener el mejor resultado.

Revoque fino y grueso

Revoque grueso

Lo más importante a la hora de empezar el revoque grueso es la faja: debemos buscar las columnas de hierro de la pared para trabajar. Por lo general, las paredes están un poquito desalineadas o fuera de plomo. Y si, por ejemplo, aplicamos los cerámicos sin haber medido antes de hacer el revoque, se va a notar y queda desprolijo.

Las fajas son tiras que se hacen cada 1,5 mts en todas las construcciones. Son las que nos van a dar el nivel del revoque. Entre faja y faja pasaremos una regla para confirmar que la pared esté derecha.

Luego, vamos a mojar muy bien la mampostería, sobre todo si se trata de ladrillos huecos, porque absorben el agua del revoque con mayor facilidad y pueden despegarse.

Seguro te preguntás qué hacer con todas las instalaciones eléctricas y sanitarias que pasen por nuestra pared. Vamos a tener que dejarles unas canaletas: una suerte de espacio en la pared sin revocar para que puedan ubicarse entre el ladrillo y el cemento. Respetá y delimitá ese espacio para que cuando pasemos al revoque fino, ya no haya imperfecciones y no queden fisuritas en la pared.

revoque grueso en la pared

Revoque fino

El revoque fino, como lo dice su nombre, es muy finito. Por eso, es muy importante antes de comenzar, quitar todas las imperfecciones que pudieran haber quedado del revoque grueso para que la pared no siga repitiendo esas fallas. Primero limpiaremos la pared para que no haya excedente de material. Se moja la pared, y aplicamos el revoque fino cubriendo toda la superficie. Recordá hacerlo siempre con un elemento humedecido. Con un fratacho vamos a limpiar toda la zona donde vamos a trabajar. Como necesitamos que la pared esté bien húmeda, podemos mojar con una manguera toda la  superficie, con abundante agua.

Mojamos también el fratacho y colocamos la mezcla, de abajo hacia arriba. Luego se alisa el material aplicado e intentamos que el revoque fino se termine en una sola mano, ya que pasando dos podemos generar una deformidad por sobrecarga.

Revoque fino en la pared

Seguro habrás visto en otras construcciones que, luego de haber hecho el revoque grueso, suelen dibujarse líneas rectas u onduladas. Se trata de una técnica para simplificar la adherencia del revoque fino.

El peso del revoque

El espesor del revoque será de entre 2 y 2,5 cms. No debemos excedernos de estas medidas.

¿Cómo saber si mi revoque se quemó?

El frío extremo y el viento pueden quemar el revoque. Para saber si el revoque fino se quemó, lo vamos a raspar con la uña. Si al rasparlo se desintegra o se ve arenoso, estamos hablando de un revoque quemado. No sirve y vamos a tener que hacerlo de nuevo, ya que de lo contrario, se saldrá en cualquier momento. 

Nuestra recomendación

El revoque fino y el grueso son elementales para construir nuestra vivienda.  Contar con un profesional que pueda ayudarnos en la prolijidad de las terminaciones y en la cantidad exacta de los productos a mezclar, será muy beneficioso. Si el revoque está mal hecho se va a notar, aunque intentemos tapar con pintura.

Ahora que ya sabés cómo revocar tu pared, te recomendamos nuestra sección de revestimiento texturado. Son productos elásticos y resistentes que cumplen dos funciones: ¡protegen y decoran tus paredes!

Podés aplicarlos tanto sobre concreto, revoque, ladrillo, bloques o superficies metálicas.  Vas a poder obtener diversos efectos rayados tipo travertino o rulato ¡Buscalos en nuestra web!

También te puede interesar ¿CÓMO HACER UNA CASA? 


¡Seguinos en Instagram, Facebook, YouTube, Spotify, Twitter y Pinterest! Inspirate y enterate antes que nadie de las mejores promos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *